30% de descuento con el código COCO30

Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

Image caption appears here

Add your deal, information or promotional text

¿El carbón activado daña el esmalte de los dientes?

A todos nos gustaría tener los dientes más blancos. Esto nos lleva a buscar soluciones que nos permitan un blanqueamiento lo más rápido y barato posible. Pero no podemos obviar el principal miedo de cualquier usuario que busca métodos caseros para ello: ¿puede este producto dañar mi esmalte?

En este artículo os hablaremos de un método para blanquear los dientes en el hogar: el carbón activo. Se trata de uno de los mejores tratamientos aceptados para aclarar los dientes, apoyado por numerosos dentistas. ¡Si quieres tu mejor sonrisa y sin preocupaciones, sigue leyendo!

 

Las propiedades del carbón activado

El carbón activo cuenta con sus beneficiosas propiedades gracias a la forma en la que se produce (ver artículo relacionado). Su porosidad, así como su capacidad de adherencia, permiten eliminar de forma eficaz las manchas en los dientes, así como la placa que pudiera haberse acumulado.

 Ahora bien, no es válido utilizar cualquier carbón para el blanqueamiento. Asegúrate de utilizar un carbón activo con garantías, compuesto de los ingredientes 100% naturales como es el caso de Acticoco.

 En cualquier caso, el uso del carbón activo es totalmente seguro. Incluso podríamos ingerir carbón activo y, en pequeñas cantidades, no supondrían riesgo alguno para nuestra salud. De hecho, es utilizado como tratamiento ante los casos de intoxicación.

 Es más, actualmente el carbón activado se utiliza en numerosos productos de uso diario que probablemente ya estés utilizando, por lo que no debería existir ninguna duda sobre la seguridad del producto.

 

¿Debo seguir alguna precaución a la hora de usar carbón activado?

 Podríamos hablar de contraindicaciones en el uso de del carbón activo para el blanqueamiento dental, sin embargo, preferimos hablar de precauciones. Como prácticamente todo en esta vida, si hacemos un uso adecuado y proporcionado del producto, no podemos hablar de contraindicaciones. Por ello, os explicaremos cómo utilizar el producto de forma correcta:

Cualquier blanqueamiento -químico, en clínica dental o para utilizar en el hogar- tiene en mayor o menor medida un componente que podríamos llamar de “exfoliación”. Por ello, no se puede dar un uso compulsivo a este tipo de productos.

Es decir, si bien hay productos menos agresivos como el Acticoco que permite utilizarse durante más de 15 días seguidos, tras un tiempo utilizándolo es bueno dejar descansar el esmalte. Esta medida de prudencia se debe utilizar para cualquier producto con propiedades blanqueadoras, incluso para las pastas de dientes.

 

Para bocas sensibles

 En el caso de tener dientes sensibles, puedes aplicar el carbón a tus dientes y dejarla actuar sin el cepillado. Después sólo tendrás que enjuagarte el carbón y lavarte los dientes con tu dentífrico habitual. También podrás optar por utilizar el carbón de forma normal, pero dejando más tiempos de “descanso” entre uso y uso.

 No utilices el carbón activo si tienes heridas o llagas en la boda. Además, si notases algún tipo de irritación en las encías, probablemente sea por un cepillado muy intenso. Dale un descanso de unos días a tus encías y, cuando reinicies el tratamiento, utiliza un cepillo blando y no presiones en exceso al cepillar.

 

Los resultados más eficaces y seguros: con compuestos naturales

 Si buscas buenos resultados en tu blanqueamiento pero quieres evitar preocupaciones, te aconsejamos que utilices productos con compuestos naturales. Con el fin de reducir al mínimo los químicos en el blanqueamiento casero, nació Acticoco: un blanqueador en polvo 100% natural, que evita dañar el esmalte.

 

¿Demasiado bueno para ser verdad? ¡Escúchalo de los que ya lo han probado!

¡Haz click aquí para ver las opiniones de la gente que lo ha probado!

Search